Las Autoridades Sanitarias han confirmado que no existe ningún efecto adverso en el consumo moderado de cafeína.

Expertos de todo el mundo han estudiado los efectos de la cafeína. Por ejemplo, los científicos de Health Canada llevaron a cabo una detallada revisión sobre las publicaciones científicas relacionadas con la cafeína (Nawrot et al., 2003). Basándose en este estudio, han llegado a la conclusión de que la mayor parte de la población adulta sana no tienen riesgo de sufrir efectos potencialmente adversos por el consumo de cafeína si se limita el consumo a 400 mg al día. Se recomienda que las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia limiten esta ingesta diaria de cafeína a 200 mg.

Una lata de 250 ml de Red Bull Energy Drink contiene 80 mg de cafeína, aproximadamente es la misma cantidad que en una taza de café.

Las autoridades sanitarias de todo el mundo, incluida la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, han determinado que consumir Red Bull Energy Drink es seguro, por lo que está disponible en más de 171 países, incluyendo todos los países miembros de la Unión Europea.