Producción "pared con pared"

Menos transporte implica menos CO2

Además de usar un 80% de la energía de fuentes renovables, en las instalaciones de producción de Austria, la creación de Red Bull Energy Drink obedece al sistema conocido como “pared con pared”, que quiere decir que tanto la producción como el llenado tiene lugar en el mismo sitio. La lata se hace en una parte de la fábrica, mientras que la bebida se prepara en otra. Lata y contenido se dan cita en la unidad de llenado, ayudando a evitar miles de transportes y reduciendo el impacto medioambiental.

Gracias a la producción “pared con pared” evitamos al año más de 6.641 toneladas de emisiones de CO2.

¿Cuáles son las ventajas de la producción "pared con pared"?

Tenemos aproximadamente unos 2,5 mil millones de latas al año que no necesitan transporte ni manipulación hasta que están listas para abandonar las instalaciones de camino a su destino final. Esto ahorra las emisiones equivalentes a más de 12.500 viajes de camión de unos 700 kilómetros cada uno, o lo que es lo mismo, a más de 8,75 millones de kilómetros al año. 

Gracias a la producción “pared con pared” evitamos al año más de 6.641 toneladas de emisiones de CO2.

Un centro de producción con reparto mundial

El hecho de que Red Bull tenga su núcleo de producción en el centro de Europa implica muchas ventajas:

Nos permite garantizar que todo el mundo disfrute de la misma calidad premium del producto gracias a nuestro vanguardista proceso de producción y al uso de ingredientes de alta calidad, como por ejemplo el agua alpina local. 

Las nuevas tecnologías para la mejora de la eficacia (que, a su vez, ayudan a preservar los recursos naturales) pueden aplicarse inmediatamente. 

La energía que se usa para la producción viene de la misma región, cerca del 80% se extrae de energías renovables, por eso hacemos todo lo posible por mejorar esta cifra. 

Volver al ciclo de vida

Explora el mundo que hay detrás de la lata